La innovación como parte esencial de una empresa

Innovación
28 agosto, 2014
Martha Rebeca Gutiérrez
Columna

Por segundo año consecutivo, el 21 de febrero de este año, el Instituto Tecnológico Autónomo de México celebró el Seminario de Perspectivas Empresariales 2014 bajo el tema “Innovación y Emprendedores”.

En un auditorio a reventar, se contó con la participación de diferentes actores de los sectores público, privado y académico, involucrados y preocupados por el ámbito empresarial del país. Entre los exponentes más visibles públicamente se encontraron: el Dr. Pedro Aspe, quien señaló la importancia de que existan emprendedores de alto impacto en el país ya que implica transformar completamente una actividad económica; el Mtro. Salomón Chertorivski, quien habló del papel fundamental que juega el gobierno para invertir en capacitación y financiamiento de forma que las empresas puedan sobrevivir más de dos años y romper con la estadística del 75% de las micro, pequeñas y medianas empresas que hoy en día no logran rebasar tal periodo de existencia; y el presidente del Instituto Nacional del Emprendedor (INADEM), Enrique Jacob Rocha, quien habló sobre los programas creados e impulsados en el Instituto para propiciar el desarrollo del emprendurismo como una política de Estado que pretende acompañar al emprendedor, desde el momento en que concibe la idea hasta que logra que sus productos alcancen el nivel de exportación.

El coordinador del evento, el Mtro. Fernando Lelo de Larrea, sabe de la importancia que tiene conocer historias de éxito de emprendedores en el país, por lo que el seminario incluyó los casos de Eduardo Graniello, fundador de Intellego; Vicente Fenoll, fundador de Kubo Financiero; y Sebastián Barrios, co-fundador de Yaxi. En este punto, quiero destacar las palabras de Vicente Fenoll en relación con los retos del emprendedor y su entorno. El fundador de Kubo Financiero hizo mención de dos características importantes al momento de emprender:

  1. Premiar el error: no se trata de aceptar cualquier error en cualquier instancia, sino de reconocer que los errores son parte de la dinámica de emprender por cuanto implican aprendizaje y superación. Capitalizar el error significa permitir que los fracasos formen parte de un modelo de aprendizaje que conlleva necesariamente a la mejora tanto del sujeto que los cometió como de quienes lo rodean y forman parte de la empresa y del negocio mismo.

  2. Tener un mentor y ser mentoriable: el emprendedor debe estar en aptitud de reconocer que se requiere escuchar a otros con mayor experiencia y conocimientos. Tener un mentor implica acompañamiento en momentos y tareas difíciles del negocio; más importante aún, ser mentoriable representa contar con la humildad y disposición a escuchar y recibir consejos.

En una excepcional e interesante mesa de discusión, se difundió la labor de los emprendedores sociales en el país, así como del papel que ha jugado en este ámbito la iniciativa de empresas de enorme envergadura como la que representa Posible de Fundación Televisa. En este punto, vale la pena revisar los casos de “Prospera”, cuya fundadora Gabriela Enrigue fungió como moderadora del panel; y, “El buen socio”, empresa social que ofrece créditos a proyectos productivos de conservación ambiental y uso sustentable de los recursos naturales. Una de sus co-fundadoras, Ximena Toledo, platicó sobre la reciente creación de El Buen Socio y la experiencia de saber que no está sola en el mundo como emprendedora social.

Una de las mesas que más suscitó interés entre los que asistieron al evento fue la relativa al financiamiento de fases tempranas. El panel conformado por Ytzia Belausteguigoitia de Venture Partners, Hernán Fernández de Ángel Ventures México y Everardo Camacho de Capital Índigo hizo énfasis en que los fondos de inversión en etapas tempranas sí detonan el crecimiento y éste puede ser sustentable. Lo más importante que debe hacer un emprendedor es probar el negocio, es decir, salir y ejecutar la idea empresarial para demostrar que ésta es rentable.

En cuanto a uno de los temas centrales del seminario, el referente a la innovación, los panelistas hicieron gala de un amplio estudio y conocimiento sobre el tema y su importancia para el crecimiento del país. Ramón Scott, consultor en innovación, agudamente evidenció que hablar de innovación no implica hablar de innovación tecnológica únicamente; más aún, “no tendríamos por qué tener un Silicon Valley en México, sino más bien estrategias de generación y retención de talento”. Por su parte, Pablo Slough, CEO de Google México, enfatizó que la innovación se puede encontrar en cualquier parte y platicó sobre los éxitos logrados con “Conecta tu negocio”, por medio del cual se puede tener acceso a herramientas y soporte para construir la página de una empresa. Roberto Holguín, director de Insitum, mencionó que la innovación debe ser un elemento a considerar en todo momento, pero usualmente se relega hasta que es demasiado tarde para las empresas.

Como cierre del seminario, Enrique Beltranena, CEO de Volaris, platicó la impresionante historia de la compañía. Su concepción, la fortuna de lograr conjuntar su sueño con la idea conceptualizada por Pedro Aspe y el esfuerzo que implicó ponerlo en práctica. Entre lo más memorable de su exposición se encuentra la observación que hace sobre la importancia de los costos en una empresa, siempre en vinculación con las necesidades y deseos del cliente. “Lo que hacemos es competir head to head con los autobuses (…) nos enfocamos en preguntar al cliente qué quiere comprar”.

Dada la excepcional respuesta que han suscitado los seminarios sobre emprendurismo en el ITAM y gracias al alto nivel de los expositores, será ansiosa la espera de un tercer seminario.

seminario para emprendedores

Mamut Comunicación Gráfica SA de CV es responsable de las opiniones expresadas en este sitio y de contenido de las mismas por lo que deslinda de responsabilidad a American Express Company (México), S.A. de C.V. de cualquier reclamación derivada de las mismas.