9 señales de adicción al trabajo

Recursos Humanos
28 julio, 2014
Artículo

Los adictos al trabajo son personas que manifiestan una necesidad excesiva o incontrolable de laborar. Los adictos al trabajo o workaholicos son el resultado de un ambiente laboral altamente productivo y de competencia, por lo que cada vez son más comunes en las Empresas.

De acuerdo con Irma Flores, experta en Recursos Humanos, algunos puntos para detectar adicción al trabajo, son los siguientes:

  1. Tiempo. Creen que trabajar más de 12 horas está bien y no solamente eso, piensan que todos deberían hacerlo bajo ese ritmo.
  2. Ausentes. Faltan a todo festejo o reunión fuera del área de trabajo y pierden el interés en la vida íntima o esparcimiento, solamente quieren descansar.
  3. Aislados. Dejan de tener amigos, solamente tienen “compañeros de trabajo”.
  4. Sedentarios. Como consecuencia de su larga jornada laboral, descuidan su salud y abandonan cualquier tipo de ejercicio.
  5. Mala alimentación. No tienen horarios de comida y comen lo primero que encuentran, por consiguiente tienden más al sobrepeso.
  6. Malos hábitos. Duermen en todo lugar: transporte público, festejos, cine, teatro, etc.
  7. Conversación. Sus pláticas se centran, evidentemente en un tema: su trabajo.

  1. Tecnología. No se separan del celular o de cualquier otro gadget que les permita estar “conectados”, así sea la hora de comida, en medio de una plática o reunión.
  2. Decisiones. Ganan dinero, pero no tienen tiempo para salir y tomar una buena decisión para invertirlo o disfrutarlo.
 adicción al trabajo

La salud es primordial

Es necesario entender que la adicción al trabajo es tan perjudicial como cualquier otra adicción. La experta explica que muchas compañías pensarían que es ideal contar con una plantilla de empleados worcaholicos, sin embargo no es así, ya que el trabajo suele verse afectado, principalmente si se encuentran en puestos directivos.

Los empleados con esta patología, generalmente manifiestan comportamientos obsesivos relacionados con el trabajo duro y la incapacidad para relajarse después de trabajar, mismos comportamientos que suelen transmitir a sus demás colaboradores o compañeros de trabajo, lo que genera ambientes laborales hostiles y poco favorables para la productividad, la creatividad y generación de ideas.

Mantener el equilibrio entre la vida personal y laboral es indispensable para lograr un estilo de vida saludable, que resulte en un alto rendimiento y productividad del personal y colectivo.

Fuente:

Entrevista Irma Flores, directora general de Red Ring.

Mamut Comunicación Gráfica SA de CV es responsable de las opiniones expresadas en este sitio y de contenido de las mismas por lo que deslinda de responsabilidad a American Express Company (México), S.A. de C.V. de cualquier reclamación derivada de las mismas.